Afectados‎ > ‎

Área de Manejo

En otras partes de este sitio se ha visto que la playa de Mar Brava tiene unas características que la hacen muy rica en biodiversidad. Eso es aprovechado por un grupo de pescadores artesanales que tienen un Área de Manejo y Explotación de Recursos Bentónicos (AMERB) de donde extraen la macha (Mesodesma donacium).  Dicha Área abarca cerca de 67 hectáreas con un frente de costa de 7 kilómetros.  

El Sindicato de Trabajadores “Río Lar” es el titular y administrador del Área de Manejo de Mar Brava, junto con él hay otros sindicatos asociados "Barlovento", “Nueva Alianza” y los Sindicatos de Trabajadores Independientes “Los Macheros de Mar Brava”, “Los Cisnes de Ancud” y “Los Delfines”.

En total trabajan directamente en el Área de Manejo 143 socios de los 6 sindicatos, con una extracción de 2.700 toneladas de machas en el año 2010, a un precio de venta promedio de $700, lo que da una facturación anual de $1.890.000.000. 

El Área de Manejo se otorgó mediante Resolución Nº 1.913 de fecha 23 de junio de 2010, el que aprueba el Plan de Manejo y Explotación respectivo. Hay resoluciones administrativas que les dan derecho a extraer los recursos bentónicos desde el año 2003.

Macha
La macha  (Mesodesma donacium) es un bivalvo marino. Se distribuye de forma continua, pero no uniforme, desde Sechura (Perú) (5ºS) hasta Chiloé (Chile) (43ºS), habitando playas arenosas expuestas.

No es bien conocida su dinámica y por ello no se ha podido explicar bien su desaparición en algunas playas. También ha sufrido la sobreexplotación. Se trata de un recurso muy importante para los pescadores artesanales.

Existe consenso en que uno de los factores que influyen en el desarrollo de las machas es la textura del sedimento, o dicho de forma más simple, el tamaño del grano de arena de la playa.

Este el el punto en el que la construcción del Parque Eólico Chiloé podría afectar a las machas. La lluvia podría arrastrar parte de la tierra que se necesita remover para hacer los cimientos de las torres, caminos y trincheras para los cables y alterar la composición del grano en la playa con consecuencias para la macha.
La empresa Ecopower dice que sus operaciones no afectarán a las machas (Resolución de Calificación Ambiental p. 31):

"Respecto a arrastre de sedimentos, las faenas de extracción y remoción de material de cada obra del proyecto contarán con las siguientes medidas para el control de cualquier eventual escurrimiento de aguas con sedimento al medio marino:
  • Programación de labores de construcción considerando factor climático. De esta manera durante la época de mayor pluviosidad, se contempla trabajar en los puntos más alejados de la costa y en los meses más secos, con menor probabilidad de lluvia, se contempla el trabajo en los puntos más cercanos al límite establecido de 130 metros del borde costero.
  • Remoción inmediata de material extraído en camiones para destinarlo a relleno de caminos.
  • Control de eventuales acumulaciones de agua lluvia en excavaciones o badenes de contención a través de su retiro mediante el uso de camiones aljibe.
  • Cobertura de los acopios de materiales extraídos desde las obras de construcción mediante protecciones tales como cubiertas plásticas o similares." 
Sin embargo estos argumentos no parecen muy sólidos, si los sedimentos van a la playa o no depende no tanto de la distancia mayor o menor a la línea de altas mareas, sino de hacia dónde está inclinado el terreno. Además el rango de las distancias es muy pequeño, todas las torres están a una distancia menor de 2 km de la playa y la pluviosidad en Chiloé no varía tanto entre los meses de verano e invierno. Según la cuenca hidrográfica donde se encuentre la operación los sedimentos se arrastrarán hacia el Golfo de Quetalmahue o hacia la Bahía de Cocotué. Y el arrastre dependerá de la mayor o menor inclinación de la pendiente, cantidad de lluvia, tipo de terreno y tipo de sedimento, todos conceptos ausentes en las medidas propuestas por Ecopower.

La empresa se comprometió a implementar unas "medidas de monitoreo necesarias para evidenciar la efectividad de las medidas consideradas para minimizar el arrastre de sólidos desde los puntos de construcción, para lo cual se deberá llevar a cabo un levantamiento de sólidos suspendidos y/o turbidez, en el sector de ubicación de las AMERBs de bahía Cocotue" (Resolución de Calificación Ambiental p. 36)

Estas medidas de monitoreo son una aceptación implícita por parte de la empresa de que existe un riesgo de arrastre de sedimentos y una prueba de que debería haberse exigido un Estudio de Impacto Ambiental. Los sindicatos antes nombrados pusieron un Recurso de Protección (240-2011) ante la Corte de Apelaciones de Puerto Montt pero sus demandas no fueron atendidas; el Recurso se está viendo en la Corte Suprema (20 de enero de 2012).

Comments